La vida hay que disfrutarla

Siempre había sido un poco “payasa” pero cuando salí de mi gran crisis todavía lo soy más, y ¿sabéis por qué? porque después de vivir aquel infierno, me di cuenta que la vida hay que disfrutarla al máximo, y reír es una de las partes más importantes para ello. Hay que disfrutar de cada momento.

Por otro lado, he perdido bastante ese miedo a “que van a decir de mí los demás”; es su problema, a mí ya no me importa, mi vida es solo mía y la vivo a mi manera. Me puedo poner a hacer el tonto en medio de una vía pública sin que me importe lo que pueda decir la gente…Que digan lo que quieran. Y lo mismo con el hecho de tener TOC. Tanto miedo que tenía a contarlo, tan avergonzada que vivía por tenerlo…Ahora ya me veis, contándolo sin tapujos donde haga falta, precisamente para luchar contra ese estigma y auto estigma (que nos ponemos nosotros mismos). Podría por ejemplo salir a la calle con una pancarta que ponga “Tengo TOC, y no soy ni mejor ni peor que tu”.Conclusiones:1. Reir y hacer el payaso todo lo que podáis. Es muy sano.2. No os avergoncéis nunca por tener TOC. Sois igual de perfectos que cualquier otra persona.

Mis sentimientos después de haber publicado un libro

Cuando los amigos me preguntan cómo me va con el libro, sonrío y respondo que muy bien. Luego me preguntan si hay muchas ventas y con eso veo que mi respuesta no iba encaminada precisamente a números. Claro que, como escritora (aún se me hace extraño decir que lo soy) quiero que se vendan muchos libros, y la cosa no va mal, pero mi mayor ilusión no es el número de ventas, sino que mi libro llegue al corazón de la gente. Lo que a mí me demuestra si el proyecto del libro va bien, es saber que a las personas que lo han leído les ha encantado. Los que tienen TOC me comentan lo bien que explico lo que son las obsesiones, me dan las gracias por ser tan valiente de contar mi historia real con detalles, me dicen que mi libro les está ayudando y eso hace que me sienta genial, que me sienta orgullosa de mi misma porque mis intenciones se han hecho realidad. Las personas sin TOC también me felicitan, me comentan que han sentido angustia solo de leerme, que el libro les ha llevado del todo a vivir lo que yo viví, que se han puesto en mi piel y comprendido cómo se sufre por culpa de los problemas mentales y que se engancharon al libro desde el principio. Que satisfacción me da escuchar que mi libro engancha a la gente, porque esa fue un poco mi intención también. No quería que fuera un libro aburrido contando mis problemas, quería redactarlo de una forma atrayente, como si fuera una novela aun siendo una historia real, y parece que lo he conseguido. Además, tiene una final feliz, no todo es un drama, muestro como en la vida puedes encontrarte mil piedras pero que al final puedes esquivarlas todas si le pones la voluntad suficiente.

Dejo un recopilatorio de opiniones que me han llegado al corazón, que me han hecho sonreír e incluso llorar de alegría. Yo nunca había tenido un proyecto personal de los que lanzas con esa duda de si gustará o no al público, esta es mi primera vez, y saber que está gustando tanto me hace sentir muy especial. Creo que gracias a todo esto, mi autoestima (que la solía tener bajita) ha subido bastante y por ello agradezco todos estos comentarios que sé que son sinceros y salen de vuestros corazones. Además, todo esto me inspira a seguir el camino que he emprendido, a seguir escribiendo artículos en mi blog, a contaros cosas interesantes, a escribir más poemas, a difundir mi historia del TOC en los medios para dar a conocer un tema en el que hace falta mucha ayuda e información, y, quien sabe, quizá un día escriba otro libro!

Nunca imaginé que me convertiría en escritora, y que mi libro gustara tanto. Es un honor que me ha llenado de ilusión y me ha dado muchas más ganas de seguir con ciertos proyectos personales.

Gracias a todos mis lectores por vuestros ánimos y felicitaciones, sois increíbles!

Ver siempre lo positivo…

Quiero contaros mi día, porque podríamos decir que me ha dado una buena lección. Hoy me he despertado pesimista, triste y extraña, porque es mi cumpleaños y al estar en esta situación de confinamiento imaginaba que iba a ser un cumple penoso. Todo el día en casa, sin pastel porque mi novio es paciente de riesgo y no podría ir a comprarlo, sin ver a la família, sin poderlo celebrar, sin regalos (porque ya me había avisado mi novio que lo que tenía pedido no llegaría por culpa del estado de alarma) sin, sin, sin, sin… Todo era sin, lo veía todo negro… Y se que tampoco es nada grave comparado con lo que está pasando, es solo un cumpleaños, pero bueno, a veces soy sensible con estas cosas… Pues fijaros cómo ha cambiado la cosa, ahora me voy a dormir con una sonrisa de oreja a oreja.

No he podido celebrarlo como me hubiera gustado, pero tenido pastel, mi suegra ha hecho mi pastel favorito y nos lo han traído a casa, y como no lo esperaba, pues ha sido una sorpresa muy emotiva (en otros cumples no es sorpresa porque ya te lo esperas), he tenido algún regalo, he batido el récord de videollamadas en un día e incluso soplado velas a distancia (en los otros cumples recibía llamadas normales o whatsapps), he pasado el día al lado de mi chico al que quiero con locura, he visto a mis perros por videollamada, como me he despertado con mucho dolor de espalda, mi chico me ha cuidado como una reina…

¿Qué más puedo pedir? Ha sido un cumple diferente y a la vez divertido haciendo tantas videollamadas, y me he sentido muy querida por todos. Pues eso es el lado positivo de mi día, y tonta de mí me había despertado triste y pensando que “vaya mierda de cumpleaños me esperaba”. Así que mi mensaje es que no seais nunca pesimistas, y que intentéis ver siempre el vaso medio lleno, la parte positiva de todo, porque aunque a veces no creas que existe, casi siempre se puedes encontrar.

Gracias a todos los que lo habéis hecho posible. Un besazo y viva el optimismo!

Comunicación, empatía, asertividad…Aspectos que he tenido que mejorar.

Te has parado a pensar cómo te comunicas con los demás? A veces no valoramos que ciertos aspectos como por ejemplo la comunicación, pueden interferir mucho en nuestras relaciones interpersonales. Este es justo el primer tema del curso de Mindfulness que estoy realizando, aprovechando estos días de confinamiento y me parece muy interesante e importante para que nuestra vida sea completa. Me he sentido totalmente identificada con muchos aspectos que he ido leyendo, y he visto un gran cambio en mí, no actúo de la misma forma que lo hacía anteriormente, veo que mis psicólogas (sin yo saber que se estaban centrando en eso), me han hecho trabajar mis problemas de comunicación. Ahora entiendo una frase que me dijo un amigo con el que pasamos una época distanciados “no eres la misma Judit que yo conocía”. Me confesó que había notado un gran cambio en mí, y ahora estoy segura que se refería a mi forma de tratar con los demás, ya no me tomaba tan mal las cosas, ya no estaba siempre a la defensiva…Seguro que mi cambio se debía a mis sesiones de reiki (que me han ayudado mucho como persona) y a ciertos temas de psicología emocional que iba trabajando con una psicóloga a la que acudí después de haber superado el TOC para centrarme más en temas de autoestima y comportamiento.

Ahora que estoy haciendo el curso, muchos temas coinciden con cosas que me hizo trabajar esa psicóloga, y consiguió cambiar alguna parte de mi ser. Sé que hay personas que piensan que ir al psicólogo no sirve de nada, pues se equivocan y mucho. Aunque sea un proceso lento, pueden interferir en tu forma de pensamiento y ayudarte a mejorar en muchos aspectos. Con la superación del TOC me lo demostró Cristina utilitzando Terapia Cognitivo Conductual, y aplicando muy bien la técnica de Exposición con Prevención de Respuesta. Y después una psicóloga llamada Aida, me ayudó a mejorar mi autoestima (ya os hablaré de ello algún día) y mejorar mis conflictos con los demás, que muchos se basaban en un problema de comunicación.

Pues bien, voy a centrarme en contaros un poco sobre lo que he estudiado estos días. En la comunicación intervienen nuestros pensamientos y emociones, suele salir de nuestro interior de forma natural, y a veces cometemos errores. Para que la comunicación sea más eficaz, hay que tener en cuenta 3 habilidades comunicativas: la escucha activa, la empatía y la asertividad.

Escucha activa implica poner toda tu atención en lo que la otra persona te está contando y tienes que hacer un esfuerzo físico, intelectual y emocional para entenderla, tanto lo que te cuenta de forma verbal como con sus gestos. Si mientras te cuentan algo estás pensando en otras cosas, no estás escuchando activamente, si cuando te toca responder le dices NO, negando todo lo que ha dicho el otro tampoco, si por ejemplo en una comida en grupo alguien habla todo el rato y no deja hablar a nadie no está escuchando activamente, si alguien te cuenta que está triste y cuando te toca el turno hablas de cosas sin pensar si es útil o no, tampoco lo haces…

Para escuchar activamente, participa en la conversación preguntando sobre las dudas que tengas de lo que te han explicado, mostrando interés aunque no compartas la misma opinión, no interrumpas a quien habla, no acabes las frases por él, no pienses en tus cosas, no juzgues ni critiques, intenta entender que cada persona tiene una realidad diferente…Cuando le respondas, que lo que dices tenga que ver con lo que te han contado, piensa bien los consejos que das (no hables por hablar), incluso a veces es mejor una buena pregunta que un consejo…Me doy cuenta de que yo, que soy una persona a la que le encanta escuchar a los demás, algunas veces no lo hago de forma activa (interrumpo, hablo de lo mío y no dejo hablar…) pero me encanta descubrir esas cosas para poder tenerlo en cuenta y hacerlo cada día mejor.

Otra habilidad es la empatía, que implica comprender a la otra persona, sentir sus emociones, ponerte en su lugar, aunque pienses de otra forma. Para que haya empatía primero tiene que haber escucha activa. Para ser más empático, hay que saber entender que todos somos humanos y cada persona tiene una realidad diferente, hay que intentar no juzgar y comprender más. A veces hay discusiones o conflictos para saber quien tiene la razón, y es un laberinto sin salida. Todas las opiniones pueden tener su parte de razón, según cómo entienda el mundo esa persona. No todos hemos recibido la misma educación ni tenemos el mismo carácter, y por eso es normal que haya muchas formas diferentes de ver las cosas. Esto lo pienso yo muchas veces antes de enfadarme con alguien, intento entender por qué ha dicho o ha hecho tal cosa, intento valorar cómo es la persona, cuál es si situación, cómo está su estado de ánimo…Antes me costaba mucho entender que alguien opinara diferente que yo, pero he cambiado mucho (supongo que gracias a mi psicóloga).

Y la tercera habilidad y importantísima es la asertividad, que es el estilo con el que deberíamos comunicarnos siempre para evitar conflictos. Hay 3 estilos y solemos utilizarlos todos según cada situación. Debemos trabajar para que gane el asertivo:

Agresivo: Se defienden los derechos personales y se expresan opiniones y pensamientos pero de formas que suelen violar los derechos de la otra persona. Suele alzarse la voz, interrumpir, utilizar gestos amenazadores, mirada fija…Es un estilo que ofende y crea tensiones y conflictos interpersonales.

Pasivo: La persona no expresa sus derechos ni sus opiniones, sentimientos, necesidades…La persona suele hablar bajito, está nerviosa…No hay conflictos pero si una insatisfacción personal y crea baja autoestima. Este estilo tampoco es bueno, hay que poder expresar lo que uno siente.

Asertivo: Es la mejor forma de comunicarse. La persona expresa sus derechos, sentimientos y necesidades respetando siempre los de la otra persona.

Consejos para comunicarte de forma asertiva:

-Mostrar tu punto de vista de una forma cordial y coherente

-Si no estás de acuerdo con los demás, muestra tu desacuerdo pero de una forma serena.

-No pretendas tener la razón absoluta ni imponer tu criterio a los demás.

-Decir lo que sientes de forma que no ofendas a nadie.

-No te enfades ante opiniones contrarias a la tuya.

-Escucha activamente y utiliza la empatía.

-Acepta que cada uno tiene su realidad y su forma de ver las cosas.

Y en cuanto a asertividad, también quiero escribir un listado que me dieron una vez en terapia que se trata de “nuestros derechos asertivos básicos” y son los siguientes:

  1. El derecho a ser tratado con respeto y dignidad.
  2. El derecho a tener y expresar los propios sentimientos y opiniones.
  3. El derecho a ser escuchado y tomado en serio.
  4. El derecho a juzgar mis necesidades, establecer mis prioridades y tomar mis propias decisiones.
  5. El derecho a decir NO sin sentir culpa.
  6. El derecho a pedir lo que quiero, dándome cuenta de que también mi interlocutor tiene derecho a decir “NO”.
  7. El derecho a cambiar.
  8. El derecho a cometer errores.
  9. El derecho a pedir información y ser informado.
  10. El derecho a obtener aquello por lo que pagué.
  11. El derecho a decidir no ser asertivo.
  12. El derecho a ser independiente.
  13. El derecho a decidir qué hacer con mis propiedades, cuerpo, tiempo, etc.,mientras no se violen los derechos de otras personas.
  14. El derecho a tener éxito.
  15. El derecho a gozar y disfrutar.
  16. El derecho a mi descanso, aislamiento, a estar solo/a.
  17. El derecho a superarme, aún superando a los demás.

He querido compartir este listado porque me resultó muy útil y claro. Tenemos derechos. Igual que tenemos que respetar, nos tienen que respetar a nosotros, etc.

En terapia, nos dimos cuenta que mis conflictos con otras personas venían a veces por culpa de usar el estilo agresivo. Saltaba a la mínima atacando al otro, de malas maneras, no aceptaba que opinaran en mi contra…Pero trabajando he conseguido cambiarlo, y ahora si tengo que hablar algo lo hago pero en son de paz, con un tono calmando y exponiendo de forma coherente y serena mi opinión. También he aprendido la parte de entender que cada uno es de su padre y de su madre y que nuestra forma de pensar puede ser muy diferente, y no hay que discutir por ello.

Otro de mis problemas, que también ha salido en el tema 1, es la diferencia entre “actuar” y “reaccionar”.

Reaccionar implica responder de forma impulsiva a algo, es ir en piloto automático. Se hace como reacción ante una situación que te ha creado una emoción negativa, y luego solemos arrepentirnos. En vez de reaccionar, hay que intentar actuar, que implica pararte primero a pensar bien las cosas, dejar que la emoción negativa se calme, responder pensando y sintiendo. Eso lo he mejorado mucho también, siempre hay un día en que mis impulsos me ganan, pero el cambio que he hecho lo valoro muchísimo, y me facilita mucho las cosas.

Espero que esto os sirva de guía para intentar comunicaros de forma más efectiva y evitar conflictos. Cada día podemos aprender cosas nuevas que nos ayuden en el día a día. De hecho, creo que sería de gran ayuda que hubiera una asignatura de colegio dónde nos enseñaran todos estos temas de psicología e inteligencia emocional. Recuerdo que en alguna asignatura de mi escuela si que tratamos un poco el tema y leímos un libro que se llama “Inteligencia Emocional”, pero no es suficiente, creo que deberíamos de estudiar estos temas mucho más a fondo y todos sabríamos gestionar mejor las emociones y evitar conflictos.

Un fuerte abrazo,

Judit

Busca cómo relajarte en estos momentos difíciles…

Como lleváis estos días tan complicados? Yo la verdad es que me noto bastante tensa y es lógico. Las personas que padecemos problemas de ansiedad, ante una situación tan extraña, se nos dispara…La incertidumbre, el miedo, estar encerrados en casa, la inactividad…Todo nos va en contra. Y que hay que hacer entonces? Buscar solución, esa es siempre la clave, buscar eso que nos puede ayudar a estar mejor. 

1. El móvil y las noticias. Confieso que los primeros días estaba muy pendiente del móvil y eso es un error. Estar leyendo a cada momento la palabra COVID-19 o Coronavirus no ayuda, así que he tomado la decisión de hacer un esfuerzo para dejarlo un poco de lado. Es normal que queramos ver qué dicen en los grupos de whatsapp o que queramos estar al día mirando las ultimas noticias, pero con nuestro problema hay que saber decir STOP. Lo mismo con ver las noticias, no es bueno estar sobre informado, ponte una normal de por ejemplo, mirar las noticias solo una vez al día durante 10 minutos.

2. Planificar una rutina en casa. Los que no trabajamos debemos permanecer en casa. Habrá gente que esto le resulte fácil, pero a las personas con ansiedad, estar encerrados no nos ayuda. Hay que aceptar la situación con el mayor optimismo que podamos. En vez de improvisar, va bien ponerte una rutina de algunas cosas a hacer dada día (otras sobre la marcha). Yo por ejemplo me he propuesto: Cada día a las 10:30 estudiar el curso que estoy haciendo, a las 12 hr clase online de gym ( en mi caso me ha gustado mucho un video de zumba y casi cada día hago ese, pero puedes combinarlo con otros tipos de deporte GAC, body combat…). Después de comer es momento de película con mi pareja o juegos de mesa. A las 19 hr bici estática. Como véis, estoy haciendo bastante deporte y es que eso es muy necesario. Va muy bien para reducir la ansiedad por varios motivos; generas endorfinas y eliminas cortisol (la hormona del estrés), te concentras en eso y practicas atencion plena (Mindfulness)…

3. Aplicar técnicas de relajación. Aquí entran en juego varias posibilidades para relajarse según las cosas que cada uno ha aprendido y sabe que le funcionan. En mi caso, me pongo alguna meditación guiada, tomo una tila para desayunar y después de comer, hago alguna clase de yoga que hay en Youtube, algún rato me tumbo en el sofá a leer un libro…

4. Dormir bien. Estos días estoy teniendo todavía más problemas para dormir y he ido probando con meditaciones o música relajante y aún así me costaba. Ayer probé algo nuevo que me fue muy bien, así que creo que lo haré más a menudo, me puse una sesión de 20 minutos de yoga (nivel principiante) y me quedé relajadísima. Hay que ir probando hasta dar con eso que te funciona mejor. No se si lo haré cada noche, ya que reconozco que me da un poco de pereza ponerme a hacer yoga cuando ya estoy cansada y estoy deseando meterme en la cama, pero al ver que me funciona, seguro que alguna noche sí que lo haré.

5. Respirar aire y ver la luz del sol. Si tienes balcón, sal un rato cada día para que te de el aire y el sol. Y si no tienes, asómate al menos unos minutos a una ventana.

6. Contacto social. Mantén el contacto con tus seres queridos y amigos, a trevés de llamadas o video llamadas, para no sentirte tan aislado.

7.Actitud positiva: A pesar de ser una etapa complicada, intenta tomártelo lo mejor que puedas y ver el lado positivo. Estamos encerrados para proteger a mucha gente del virus, estamos haciendo un acto de solidaridad muy bonito.

Y estos son mis consejos de hoy para llevarlo mejor. Espero que os ayuden!

Coronavirus y afectados de TOC de contaminación

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es lavanse-las-manos-istock.jpg

Hola a todos, debido a la situación que estamos viviendo por culpa del dichoso Coronavirus, he decidido escribir sobre el tema, porque no dejo de pensar en lo mal que le tenéis que estar pasando los afectados de TOC de contaminación, porque incluso a mí me está afectando la situación a pesar de tener el TOC superado.

Y, de hecho, mi TOC no era el típico caso de tener miedo a las bacterias, en mi caso tenía miedo al simple hecho de estar sucia de algunas sustancias (sobretodo caca) o de oler mal, pero “contaminarme” o coger enfermedades no era mi temor. Yo podía tocar algo sucio y ponerme la mano en la boca sin problema, pero no podía tocarme el pelo, la cara, la ropa…

Quizá en mi caso el Coronavirus no me hubiera afectado o quizás si, ya que la temática del TOC puede ir mutando en función de las situaciones que vives…Así que no se bien cómo lo hubiera vivido pero pienso mucho en ello, porque aunque no tuviera ese miedo a contaminarme, hacía muchos rituales que ahora nos están pidiendo que hagamos desde los departamentos de sanidad.

Nos piden que nos limpiemos las manos después de tocar cualquier superficie que tocan otras personas y sobretodo no tocarnos la cara antes de habérnoslas lavado, así como muchas otras cosas que me recuerdan a mis rituales…

También estoy sufriendo porque mi novio es persona de riesgo y vivimos juntos, entonces no puedo contagiarme yo porque se lo pasaría a él, así que nos toca vigilar mucho a los dos. Cuando empezó la alarma por el virus yo había ido a Barcelona para la entrevista en TV de Hospitalet. Había estado en contacto con mucha gente y no había tomado medidas así que al volver al pueblo donde residimos llamé al médico de mi novio para que nos diera indicaciones, y sentí como si me hablara el TOC en vez de un médico. Me pidió limpiar objetos que yo hubiera podido tocar ese día como por ejemplo el móvil (yo no limpiaba el móvil desde que había vencido el TOC), tenía que lavar ropa y chaqueta que había llevado puesta, lavarme el pelo…Me dijo que si alguien había tosido cerca se me habían podido quedar partículas de virus en el pelo y en la ropa, y que los objetos tenía que limpiarlos porque las partículas se van transmitiendo de una superficie a otra…Yo le dije que ya hacía rato de haber estado en la ciudad, que el virus estaría muerto y me dijo que no, que en objetos o ropa, por ejemplo, seguía vivo durante unos días.

Mi cabeza se llenó de pensamientos al instante, ese era mi TOC, ese miedo a ir transmitiendo la suciedad de una cosa a la otra. Luchamos mucho en terapia para combatir esos pensamientos y ahora me estaban pidiendo hacer ciertos rituales prohibidos…

Estoy viviendo una situación algo extraña, estoy haciendo cosas que tenía prohibido hacer y estaban asociadas al TOC, y ahora me piden que las haga. Me ha venido cierto miedo a una posible recaída, me da miedo que mi mente diga “¿Ves como tenía razón?”, “¿Ves como lo que hacías era correcto?”…Pero NO! No debo permitir que eso ocurra ni vosotros tampoco. Debemos ser fuertes e intentar que esta situación no nos influya. Si yo que estoy recuperada del TOC pienso en ello, los que estéis en pleno apogeo de TOC lo tenéis que estar pasando muy mal y no dejo de pensar en eso, recordad que es temporal, la tormenta pasará!

Ayer hablé del tema con mi psicóloga, ya que aunque tengo el alta seguimos hablando de vez en cuando y me dijo algo muy interesante que quiero compartir con vosotros. Yo le pregunté cómo debían enfocar el tema los afectados por TOC de contaminación ya que todo el mundo estaba haciendo rituales (no solo los tocados) y también le pregunté cómo estaban haciendo estos días la terapia de exposición, ya que ciertas cosas ahora no las pueden pedir a los pacientes (a mi me pedía por ejemplo ir a un wc público y no lavarme las manos, y eso actualmente es impensable). ¿Sabéis qué me dijo sobre el tema?

Me dijo que es cierto que ahora según que exposiciones no se pueden hacer porque tienen un riesgo real, pero que precisamente estaban aprovechando esta situación para que el paciente intente darse cuenta de que ahora hay una situación real de riesgo de contaminarse y en cambio antes todo lo causaba el TOC. Ahora hay riesgo real, y es normal lavarse mucho, pero en otras circunstancias no.

He querido compartirlo porque creo que es cómo tenéis que intentar enfocar el tema, siempre hay que ver un lado positivo en todo. Quizá esta situación os ayude a diferenciar la realidad del TOC. Ahora sí que hay que lavarse las manos muchas veces, lavar más ropa, limpiar ciertos objetos…Pero cuando se vaya el Coronavirus NO!

En cuanto al virus, tampoco os asustéis más de lo necesario. Pensad que para quien está sano y no tiene problemas respiratorios es como una gripe fuerte. Si piden tantas medidas es para intentar que se propague lo menos posible y que no se sature el sistema sanitario y también para intentar evitar el contagio a las personas que si que tienen riesgo de que les afecte peor (personas enfermas, con problemas respiratorios, personas mayores…).

Personalmente os recomiendo que dejeis de leer sobre el tema (y soy consciente de que es dificl porque en cada grupo de whatsapp se habla del tema), pero deberíais intentarlo. Ya nos han indicado las medidas de prevención, así que no hay nada más que debamos saber. Cuanto menos leáis, menos pensamientos obsesivos vendrán…

Por otro lado, intentad distraeros para no estar todo el rato pensando, aunque nos manden quedarnos en casa, hay muchas cosas que podemos hacer: leer un libro, ver películas o series, jugar a juegos de mesa, hacer un curso online, clases de gym online, juegos de PC… Aplicad también las técnicas que existen para reducir la ansiedad porque tanto tiempo en casa puede acentuarla un poco (meditación, música relajante, hacer respiraciones profundas…).

Ánimos luchadores, esta situación acabará y, como he comentado, quizá podáis utilizarla como algo positivo para diferenciar cuando hay riesgo real y cuando no.

Un abrazo enorme y si necesitáis hablar del tema con alguien, aquí me tenéis.

Judit

Cambiar de actividad…

Un truco para no hacer caso a tus pensamientos es cambiar de actividad o de lugar. Me explico. Te viene un pensamiento intrusivo que no te puedes quitar de la cabeza, y te pide hacer la compulsión, tu sabes (porque te lo dicen en terapia) que no debes hacerla, pero la ansiedad está pudiendo contigo! Si estás sentado levántate y camina, si estás en casa ves a dar una vuelta, si estás mirando la tele ves a fregar los platos (son ejemplos, no os lo toméis al pie de la letra). Y si no se te ocurre a ti, puede ser la persona que tienes al lado quien te proponga hacerlo. Recuerdo un día que me vino un tema tonto que necesitaba debatir con mi pareja, lo hablamos una vez, se lo volví a preguntar, y otra vez saqué el tema para ver si respondía lo mismo y ahí me di cuenta que era el TOC que estaba intentando atacar, se lo dije y me dijo que él ya se había dado cuenta. A lo que le dije “cariño, si otro día te das cuenta antes que yo, me coges de la mano, me levantas y me dices” vamos a jugar a los dardos” (aprovechando que tenemos una diana electrónica en casa) ,”vamos a dar una vuelta”… A día de hoy, a mí me ocurre pocas veces (nada que ver con el pasado) y me doy cuenta rápido y lo freno yo misma, pero a los que todavía os cuesta daros cuenta que estáis bloqueados en un pensamiento obsesivo, podéis pedir a vuestros familiares, pareja o amigos que os ayuden!

VIII Reunión Nacional del TOC, un día emocionante, os lo cuento!

Quiero haceros un resumen de un día que fue muy emotivo, el 8 de Febrero de 2020. Ese día se celebró la VIII Reunión Nacional de TOC organizada por la asociación TOC Granada. Nunca había asistido a ninguna de las anteriores, y ahora deseo poder asistir a todas las que haya!

La emoción de conocer a Aurelio y África, con los que había hablado mucho por teléfono por el tema de la edición del libro pero no conocía en persona, la emoción de estar en un evento dedicado al TOC, de estar rodeada de personas afectadas como yo, de recibir comentarios y felicitaciones por parte de personas que habían leído mi libro (me llegaron a decir que “me admiraban”)…Con cada uno de los comentarios que recibía, me daba cuenta de que mi atrevimiento al publicar mi historia había merecido la pena. Tengo que confesar que en ciertos momentos, a pesar de tenerlo todo ya escrito dudaba, puesto que me daba cierto miedo compartir tantas intimidades con todo el mundo…Pero lo hice y nunca me arrepentiré de ello!

Y que decir de las ponencias? Se hablaron temas muy interesantes por parte de psicólogos, personas de la asociación y psiquiatras, y os quiero hacer un poco de resumen sobre cosas que me llevé de ellas.

  • Hablaron de la comorbilidad, que implica que algunos pacientes tienen otros trastornos asociados y por eso no mejoran…A veces hay que tratar otras cosas aparte del TOC para que el paciente pueda mejorar.
  • El 80 por ciento de los pacientes que de adultos tienen TOC, han experimentado algún síntoma en la infancia. Sería interesante tratar ya los primeros síntomas que aparecen de niño antes de que llegue a desarrollarse el trastorno, para que no se vaya cronificando.
  • Ayuda tener un coterapeuta que ayude al psicólogo (por ejemplo un familiar que vive con el paciente).
  • Las variables para controlar la ansiedad pueden ayudar a que el paciente pueda tratar mejor el TOC, es interesante combinar la terapia con otras alternativas basadas en reducir la ansiedad.
  • La mayoría de los afectados tienen un nivel de culpa alto, y forma de llevar la ira mal. (Que cierto es, a veces hay que tratar también ese sentimiento de culpa, yo tenía la autoestima baja por culpa del TOC, me sentía culpable de muchas cosas…)
  • Aparte de hacer EPR que es conductual, sería bueno tener en cuenta las creencias distorsionadas (responsabilidad y culpa de que ocurra algo). Los pensamientos son un claro engaño del TOC y hay que romper esas creencias. Aunque con EPR al final se consigue cambiar esas creencias, mejor tratarlas desde el principio paralelamente a la EPR.
  • Factores que dan un empujón a que salga el TOC: Eventos estresantes, estados animo, incertidumbre, aislamiento social (no son la causa, pero son desencadenantes).
  • El TOC te quiere siempre para él (que cierto es, quiere tu máxima atención y no hay que dársela).
  • Van a hacer une experimento (exposición por inundación). Un grupo de personas afectadas por TOC de contaminación que tengan rituales de lavado de manos y ducha, irán a pasar 4 días en el desierto, sin apenas agua para lavarse… (que interesante, a ver como va la cosa, pienso en mí en el pasado y buff que difícil sería).
  • El papel de la familia es muy importante. Pero no hay que permitir que el paciente te involucre en sus rituales. Simplemente hay que apoyarlo, entenderlo y darle ánimos para que siga las pautas de la terapia. Hay 2 tipos de familias que no ayudan con el TOC:
    • Familia antagónica: critican constantemente al paciente, se produce conflicto y sube la ansiedad, el paciente se esconde…Empeora la situación.
    • Familia acomodada: participa en los rituales porque le da pena el paciente. Es permisiva y lo protege. También es un comportamiento erróneo, arraiga las compulsiones.
  • Las técnicas de relajación como Mindfulness son muy útiles.
  • Neuroplasticidad o plasticidad cerebral: se refiere a la capacidad del cerebro para adaptarse y cambiar como resultado de la conducta y la experiencia. Es como lo que hacemos con el TOC, aprender otras formas de respuesta. Nos pusieron un vídeo de ejemplo, en el que el sujero intentaba aprender a conducir una bicicleta con el manillar invertido, es muy difícil, le resultaba imposible! Al adulto le costó muchos intentos, pero lo probaron con un niño y aprendió más rápido. El niño tiene mas plasticidad neuronal, por eso es mejor tratar el TOC en seguida que se detecten los primeros síntomas cuando somos niños.
  • No solo hay estigma. También auto-estigma. Nosotros mismos nos juzgamos, nos escondemos…
  • La familia y paciente deben tener motivación, actitud y compromiso.
  • La intervención con electrodos: No cura el TOC, solo reduce síntomas. Hay pacientes que les ha ido muy bien y otros no tanto. Tiene efectos secundarios así que no es muy recomendable, se deja para casos extremos.
  • Otras técnicas experimentales para reducir síntomas son: DTMS estimulación magnética, estimulación cerebral eléctrica con un neurofisiólogo.

Por otro lado, tuvimos ponencias de afectados y me quedé también con ciertas frases muy útiles.

  • Jose Miguél Arbulú, un genio hablando sobre el tema. Lleva tiempo hablando sobre TOc en su canal de Youtube y nos hizo una increíble demostración de su don de palabra. Me gustaron mucho frases como “la gente busca un tip mágico, y el trabajo lo tienes que hacer tu, lo que pasa es que si tu no practicas en tiempos de paz, no esperes estar entrenado en tiempos de guerra”, “aprender a aceptar lo que es tal cual es”, ” yo no puedo controlar si tengo ansiedad o no, pero puedo controlar si me quedo en mi casa con eso o voy a salir”, ” si tu quieres encontrar un problema lo vas a encontrar, necesitas cambiar el foco”, A él le ayudo mucho el Mindfulness, la conciencia plena, estar en el aquí y el ahora y nos lo explicó muy bien.
  • Jaume Aymar, el famoso DJ Mind Sylenth ya nos sorprendió desde el principio con su sentido del humor. Y eso es lo que transmite, que no hay que hundirse y hay que vivir siempre con humor. También hizo un gesto muy bonito hacia Aurelio y su hijo que nos conmovió a todos. Me quedé con estas frases “las manías son cosas sin sentido y hay maneras de tomárselas”, “tocado pero no hundido, porque cuando toqué fondo descubrí la música”, “nadie de nosotros ha elegido tener TOC” A él le ayudó mucho dedicarse a la música y nos habla de la importancia de tener una ocupación o afición que te motive, de la importancia de aceptarte y de buscar un mundo que te ayude a estar bien contigo mismo.
  • Damian Alcolea (escritor y actor), nos habla de la importancia de amarse a uno mismo. Él tuvo muchos problemas con su autoestima y nos habla de la importancia de quererse. Nos habla del estigma, de lo que nos causa el TOC, de la práctica de estar en el ahora…Destacaría frases como “el TOC nos hace desconfiar de nuestros sentidos, de nuestra memoria, nos hace cuestionar nuestra propia identidad y nuestras relaciones…”, “no somos nuestros pensamientos”, “no podemos controlar los cerca de 60000 pensamientos que tenemos cada día”, “lo peor que podemos hacer con una obsesión es razonar con ella”, “yo me imagino que soy un colador, imagino las obsesiones y pasan a través de mí, y las dejo pasar, y las dejo marchar”, “la meditación ha sido de gran ayuda para cambiar mi relación con los pensamientos”.

De cada ponencia saqué muchas cosas interesantes, os recomiendo, si no habéis podido asistir a la reunión que veáis los vídeos (están colgados todos en Youtube en el canal de TOC Granada).

Y bueno, llegó mi turno. Hay una parte donde salen 7 afectados recuperados o en fase de recuperación a hablar un poco sobre su experiencia y ahí es donde me tocaba a mí. Normalmente no suelo prepararme nada, me gusta improvisar sino me pongo más nerviosa, pero teníamos que cumplir con el tiempo (4 minutos por persona) y debía preparármelo para no enrollarme demasiado. 4 minutos no dan para mucho así que decidí hablar de cosas clave sin entrar mucho en detalle. Tenía dudas sobre si mencionar o no algo del libro, ya que no era una presentación, pero bien que se estaba vendiendo mi libro así que decidí que debía mencionarlo para que pusieran cara a la escritora. La verdad es que me puse bastante nerviosa, cuando estas delante de 400 personas que te miran y están atentas a lo que vas a decir impone un poco, pero me encantó poder poner mi granito de arena en un evento tan importante.

Cuando finalizó la reunión, los 4 escritores nos fuimos a la zona de firma de libros y estuvimos un buen rato. Eso era nuevo para mí, otra emoción más, otra nueva experiencia…

Fue un día intenso y emotivo que me aportó unas sensaciones especiales. No creo que nunca olvide el 8 de Febrero de 2020!

Os dejo el enlace de la parte en la que hablo yo, pero de verdad que os recomiendo que veáis el resto de vídeos de la reunión, hablan de cosas muy interesantes!

Un abrazo,

Judit

Mi respuesta a un pensamiento obsesivo…

Así gestiono yo los pensamientos obsesivos cuando deciden venir a verme. Son muy pocos en el presente porque logré vencer el TOC y hay días que ni me acuerdo de que lo tengo, pero en alguna ocasión sale alguno, pero como aprendí las técnicas muy bien y no entro en su juego, no va a más. Aunque no se cure, si reducen los síntomas un 80 %, es como estar curada la verdad…