Síntomas de TOC en la infancia

La mayoría de los pacientes diagnosticados de TOC de adultos, ya presentábamos algún síntoma en la infancia, pero pasaban desapercibidos como simples manías o rarezas y no se buscó ninguna solución.

Si tienes un hijo y detectas que tiene síntomas que te recuerdan a TOC, acude en seguida a un especialista, ya que cuanto antes se trate el trastorno mucho mejor, podemos evitar que se cronifique.

Por otro lado, un niño todavía no tiene sus creencias tan arraigadas y es más fácil cambiarlas, y otra ventaja es que aprenden mucho más rápido cualquier cosa que se les enseñe. Si consigues que entiendan bien lo que es el TOC, podrán trabajar en ello con buenos resultados.

Os dejaré el enlace de una ponencia que hicieron en el congreso de Granada de este año, entrad y desplazaros al minuto 5:40. https://www.youtube.com/watch?v=uDA75HZA7NE&list=PL8Zw6yFh8axg41GmDflaMvp0O0Ln79r2U&index=12&t=438s

En este experimento de la bici con el manillar invertido, vemos claramente cómo el niño aprendió mucho antes que el adulto a manejarla. Por que? Porque la pasticidad neuronal es mayor en los niños. La plasticidad neuronal es  la capacidad que tiene el sistema nervioso para modificarse, tanto funcional como estructuralmente, pero ya hablaré más en detalle sobre este tema en otra entrada ya que es muy interesante. Hoy me quiero centrar en los niños y la importancia de actuar lo antes posible para evitar que la cosa empeore y porque es más fácil que aprendan a cambiar la dinámica de su cerebro respecto a los pensamientos obsesivos.

Suele ocurrir que veas los síntomas y no sepas que es TOC por desconocimiento (como le ocurrió a mis padres que nunca habían escuchado hablar de este trastorno) o que pienses que es algo temporal y que ya se le pasará, y en muchos casos sí se les pasa, pero luego viene otra cosa, otra “manía” (obsesión). Es como que el TOC se va manifestando de diferentes formas, como si quisiera decir “estoy aquí” pero tampoco de una forma clara…De adolescentes o adultos vuelven los síntomas pero con una intensidad mayor y es cuando se diagnostica, pero es mucho más difícil desaprender lo que has aprendido durante todos estos años, es más difícil cambiar esas creencias erróneas que has adquirido por culpa del TOC.

Hay casos en que sí que se diagnostica el TOC en niños y es que ya aparece con todas sus fuerzas, y se considera TOC INFANTIL, y se trata, pero en muchos otros casos pasa desapercibido. Así que mi consejo si leéis esta entrada, es que a la mínima que observéis algún comportamiento extraño en vuestro hijo actuéis, aunque no lo consideréis algo muy grave.

Si vuestro hijo tiene TOC, os recomiendo un cuento que está muy bien hecho y puede ayudarle a entender lo que les ocurre. A mí me encantó el cuento, me lo he leído 3 o 4 veces ya. Se llama “¿En que piensa Alma? y lo vende la misma editorial que el mío (por eso lo descubrí y me sorprendió gratamente): https://tocgranada.com/editorial-toc-granada/

Judit

El vaso medio lleno…

En ciertos momentos de mi vida, me consideraba una persona bastante negativa y tenía tendencia a ser un poco “victimista”, supongo que también debido a las circunstancias que vivía. Pero poco a poco parece que he ido cambiando, y me considero bastante positiva. He experimentado un crecimiento emocional muy importante en estos últimos años que me permiten ver la vida de otra forma.

Intentar ver siempre el vaso medio lleno ayuda más de lo que parece, porque si te hablas a ti mismo en positivo, puedes conseguir que tu mente cambie, puedes darte cuenta de que hay muchas perspectivas con las que enfocar las cosas… En muchas situaciones o acontecimientos, por muy tristes o complicados que sean, puedes sacarle su lado positivo, ya que siempre podría ir peor, así que valorar lo positivo (por pequeño que sea) te ayudará a des-dramatizar lo sucedido y aceptarlo. Hace unos días ya hice un post donde os conté el día de mi cumple en confinamiento y cómo aprendí una lección de positivismo, y es que la realidad es así, no te encierres en verlo todo negro, casi siempre puedes encontrar algo de luz en la oscuridad.

Estos días son complicados para todos, y nos puede perseguir la negatividad en nuestros pensamientos, con su conscuente crecimiento de neustra angustia. Puede servir de ayuda, cambiar cada pensamiento negativo por uno de positivo. Os doy algún ejemplo:

-No puedo salir de casa — Tengo una casa donde protegerme de amenazas.

-Estoy encerrado — Estoy protegido y salvando vidas.

-Me aburro — Tengo tiempo libre para decidir qué hacer con él.

-No puedo ir a trabajar — Puedo descansar un poco.

-No puedo hacer las actividades que me gustan — Estoy descubriendo que puedo entretenerme con actividades diferentes a las habituales.

-Me agobia no poder salir — Tengo suerte de no estar enfermo y en el hospital.

-Mi ansiedad está creciendo con esta situación — Estoy practicando mucho las técnicas de relajación que me han enseñado.

Y podría seguir la lista. Está claro que hay casos en que será muy difícil encontrar algo positivo, como por ejemplo si un familiar ha fallecido. Ahí es muy complicado verle nada positivo, pero en muchas otras situaciones, siempre se puede encontrar.

Por ejemplo, sobre algo que me ha ocurrido este año. Le diagnosticaron Linfoma a mi novio y está con quimioterapia. Que puedo sacarle de positivo en eso? Parece casi imposible verle nada positivo, verdad? Pues os voy a dar varios argumentos de cosas positivas que he podido ver en la situación:

-Su cáncer tiene buen pronóstico, responde muy bien a la quimio en casi todos los casos. El peligro es mucho menos que si le hubiera tocado otro tipo de cáncer.

-La quimio no le está causando apenas efectos secundarios, está bastante chafado después de la sesión pero hemos tenido la suerte de que no tiene vómitos, mareos y muchos otros efectos secundarios que se pueden producir.

-Me tiene a su lado, y le doy toda mi fuerza y motivación que al vencer el TOC he adquirido, soy una luchadora y puedo animar a los demás a luchar como yo lo hice.

-Es joven y deportista y eso juega a su favor.

-Se lo han detectado pronto, y eso es genial.

Os he contado esto, porque creo que es un gran ejemplo de saber llevar las cosas de la mejor manera posible. Sé que si esto me hubiera ocurrido años atrás, lo hubiera llevado fatal y hubiera sido un lastre para mi pareja, en cambio ahora, sé que les estoy ayudando mucho con mi positivismo.

La vida es dura, y nos pone piedras injustas en el camino, pero ante esas piedras, tenemos dos opciones.: hundirnos o seguir adelante, y es mucho mejor la segunda, creedme, porque he estado en ambos lados. Busca la energía y todas las herramientas que te ayuden a afrontar las situaciones de la mejor manera posible.

Voy a daros más ejemplos de cambiar un pensamiento negativo por uno positivo, ahora centrándome en situaciones que suelen aumentar la negatividad:

-Me han despedido del trabajo — Tengo la oportunidad de encontrar otra cosa que me guste más.

-Mi relación no ha funcionado — Quizá algo mejor me espera y conoceré a alguien muy especial.

-He cometido un error — Es una buena oportunidad para aprender de él.

Si te cuesta ser optimista, seguro que un psicólogo o un coach te puede ayudar a eso, o incluso ver videos en Youtube de motivación y autoayuda. Aunque no lo creas, se puede aprender mucho tan solo viendo vídeos de personas dando consejos.

Soy consciente de que hay situaciones que no tienen ningún lado positivo; en ese caso solo podemos aceptarlas lo mejor que podamos, pero os aseguro que en muchas cosas podemos sacarle algo positivo y verlo desde otra perceptiva en la que vemos el vaso medio lleno.

Un abrazo y ánimos,

Judit

Familiares y amigos, intentad comprendernos…No somos nuestro trastorno!

Antes no solía leer mucho, y ahora con 33 me he aficionado, quizá porque he descubierto una temática de la que me encanta leer. Me gustan los libros que traten de trastornos mentales. Me gusta entender cómo se vive con cada uno de ellos y además de cada libro aprendo cosas nuevas y consejos muy buenos, ya que, aunque no hablemos del mismo trastorno mental, las personas que padecemos alguno tenemos muchas cosas en común, sobre todo sentimientos…

Ahora estoy leyendo un libro escrito por una mujer que tiene trastorno bipolar, y me está gustando mucho cómo enfoca la vida y los consejos que da, pero de repente he visto una frase que me ha llamado mucho la atención y es sobre esta frase que escribo este post “mi madre me había prohibido que le contase al resto de mi familia lo de mi bipolaridad”….

Al leer esta frase he sentido como si un puñal me atravesara. Si mi madre me hubiera prohibido contar lo de mi trastorno, me hubiera hecho sentir tan pequeñita, tan rara, tan diferente, tan enferma…No se si todos pensaréis como yo, pero para mí es frase es horrible; que una madre te diga eso solo puede causarte que vivas siempre avergonzándote y escondiéndote, que ya de por sí solemos hacerlo, solo hace falta que tu madre te diga eso. Me parece tan fuerte…Todo por que? Por las apariencias?

De verdad, como consejo a familiares o amigos, si nos queréis ayudar, hacednos sentir iguales a los demás, no como “alguien que tiene que esconder lo que tiene”. Con eso nos hacéis mucho daño. Vuestra opinión es muy importante, y si vosotros no nos aceptáis tal y como somos, nos ponéis las cosas muy difíciles.

Esto ya no es vivir el estigma de la sociedad, si no el de tu propia familia o amigos y tiene que ser muy duro. A mí, por suerte no me ocurrió nunca. Mis padres me apoyaron y se centraron en ayudarme, jamás me dijeron “escóndete”, es que si lo hubieran hecho creo que todavía les guardaría rencor. Sé que no es fácil entender lo que nos ocurre, pero un psicólogo os puede ayudar a hacerlo y a guiaros para ayudar a vuestro ser querido de la mejor forma. Y sobre todo, solemos tener la auto estima bajísima, intentad que veamos nuestras virtudes y no solo nuestro trastorno, que nos sintamos orgullosos de nosotros mismos, porque la verdad es, que cuando tienes un trastorno mental, suele bajarte la auto estima a niveles muy bajos, y vosotros podéis ayudarnos.

En el caso del TOC se habla de 2 tipos de família:

– Familia acomodada: Es cuando la familia participa en los rituales del afectado porque le da pena y quiere ayudarle, pero en realidad es peor, con eso se consigue que se arraiguen las compulsiones.
– Familia antagónica: Es aquella familia que critica constantemente al paciente, y eso crea situaciones de conflicto y aumenta la ansiedad del afectado, por lo que empeora.

Ninguno de estos dos tipos ayuda. No es fácil saber qué hacer, lo reconozco. Los familiares se sienten impotentes y sufren muchísimo. Pero igual que nosotros estamos luchando, vosotros también debéis hacerlo (buscando información, haciendo alguna sesión con el psicólogo para entendernos y saber cómo actuar…). Y como ya he comentado, ayudarnos sentirnos mejor y no peor.

Juntos venceréis, separados será más difícil. Ánimos a los familiares, que vuestro que su papel no es fácil!

Judit

Poema dedicado a Rosa Iglesias

He escrito este poema para Rosa, una persona que conozco desde hace poco pero ya le he cogido mucho aprecio, porque en poco tiempo me ha demostrado ser una gran persona que ayuda a los demás con todas sus fuerzas, y por desgracia, está ingresada en el hospital, como muchas otras personas, por culpa del COVID-19. Con todo mi amor:

Un extraño te visitó,
muy poderoso y devastador,
de tu salud se apoderó,
pero no de tu fuerza y valor.

Lucha constante y agotadora,
te persigue día a día,
miedo, soledad abrumadora,
se va llevando tu alegría.

No sientas la soledad,
que no te gane ese dolor,
tu familia y la humanidad,
te envía energía y amor.

Cruzarás la tempestad,
al extraño vencerás,
con tu luz y tu bondad,
la batalla ganarás.

El sol volverá a brillar,
regresando a la realidad,
y nos volverás a regalar,
tu alegría y tu amistad.

Judit Montserrat