Las creencias de cada persona influyen en el resultado

Hoy os quiero hablar sobre las creencias, un tema básico que afecta al comportamiento de las personas. En un artículo anterior hablé sobre las creencias erróneas del TOC (distorsiones cognitivas), un gran obstáculo que complica el tratamiento de este trastorno, pues tenemos unas creencias muy arraigadas y difíciles de rectificar.

He leído un libro muy interesante de PNL (programación Neurolingüística) que habla sobre este tema, y he querido compartirlo porque me parece que es un tema muy importante y del que no somos conscientes.

Podríamos definir una creencia como una generalización sobre nosotros mismos y nuestras acciones, capacidades, valores o nuestra identidad; sobre otras personas o el mundo que las rodea o sobre la relación entre experiencias de la vida. Son afirmaciones sobre nuestra forma de interpretar el mundo.

Las creencias se forman a partir de las experiencias que hemos vivido y muchas veces ni somos conscientes de tenerlas. Gran parte de estas se adquieren en la infancia, y tuvieron mucho que ver con el entorno familiar, amistades, la escuela…Las experiencias vividas por cada persona no son nunca iguales a las de otra, por eso a veces tenemos conflictos con otras personas y nos es imposible entender su punto de vista: hemos adquirido creencias diferentes sobre un tema.

Es muy complicado interferir en las creencias de otra persona. Cada uno vive lo que cree como real. Tú puedes intentar cambiar las tuyas propias, pero es muy difícil cambiar las de los demás. Quizá en la infancia o adolescencia es más fácil intervenir en las creencias, pero de adultos ya las tenemos muy arraigadas. Por eso hay que intentar comprender que no todos pensaremos de la misma forma, cada uno tiene su mapa de la realidad.

Hay 2 tipos de creencias, las potenciadoras y las limitantes, y estas segundas son un problema y hay que trabajar para cambiarlas. Todos tenemos creencias limitadoras que nos impiden crecer, alcanzar objetivos…Las hemos adquirido en algún momento de nuestra vida en que vivimos una experiencia que nos hizo creer eso. Por ejemplo, la creencia “soy incapaz de hablar en público” quizá la aprendiste un día que tenías que hablar en público y te pusiste muy nervioso al hacerlo, se te olvidaban las palabras…Ese hecho quedó grabado en tu mente y a partir de entonces ya piensas que no podrás hacerlo nunca bien.

¿Por qué considero tan importante trabajar las creencias que nos limitan? Porque tus creencias pueden afectar en el resultado. Os dejo un esquema que lo explica muy bien:

Os pondré un ejemplo refiriéndome al TOC. Si tienes la creencia negativa “la terapia no me servirá de nada”, esto causara que tu estado de ánimo sea de pasotismo y desilusión, con lo cual tu energía sea negativa y tu conducta poco motivadora e insegura y los resultados no serán muy buenos, entonces eso reforzará la creencia de que “no sirve de nada”.

Si por el contrario tienes la creencia positiva “esta terapia puede ser mi salvación”, tu estado de ánimo será esperanzador, con lo cual tu energía será positiva, tus conductas serán motivadoras y persistentes y los resultados serán buenos. Y si los resultados son buenos, nuestra creencia se verá reforzada.

¿Entendéis a lo que me refiero? Hay que intentar cambiar las creencias limitantes para que nuestro comportamiento sea mejor y obtengamos los resultados que deseamos.

Espero que os sirva de inspiración.

Un abrazo,

Judit

Mindfulness y sus beneficios, muy útil para el TOC y para otros aspectos de la vida

Después de haber estudiado un curso de Mindfulness, me gustaría compartir con vosotros algunos de los aspectos que me han parecido más importantes.

Mindfulness (o atención plena) es la capacidad humana básica de poder estar en el presente, de estar y de saber volver constantemente al “aquí y ahora”.

Los humanos tenemos un gran número de pensamientos a lo largo del día que nos vienen de forma inconsciente, y muchos de ellos están basados en el futuro o en el pasado, sin darnos cuenta muchas veces de lo que está ocurriendo en el presente.

El Mindfulness te permite ser consciente del momento presente y reconocer lo que estás experimentando.

La meditación mindfulness está demostrando ser muy útil para muchos aspectos de nuestra vida. Es una práctica moderna que implica prestar atención a todo lo que nos ocurre (bueno o malo) desde una postura de observador, sin hacer juicios sobre lo que pensamos o sentimos. Consiste en centrarse solo en el momento presente. Tiene sus orígenes en el budismo.

Mindfulness puede ser escuchar la letra de una canción, oler una flor (como en la foto), observar un pájaro volar, las olas del mar, reconocer el sabor de lo que estás comiendo, su textura…Se trata de prestar atención a algo que está ocurriendo ahora y esta técnica puede ser muy útil para el tema de los pensamientos obsesivos que te envía el TOC, ya que casi siempre tienen que ver con algo del pasado (p.ej.¿he cerrado el gas?) o algo del futuro (p.ej.si no hago esto algo malo ocurrirá). Por lo tanto, si aprendes a estar aquí y ahora, y a ser un observador de tus pensamientos, harás menos caso de esos pensamientos intrusivos.

Hay muchísimos videos de meditaciones Mindfulness en YouTube. Puede que al principio no logres concentrarte y pienses que eso no es para ti y que no te servirá de nada, pero paciencia, no se trata de algo automático. Los beneficios del Mindfulness se notan a largo plazo. Se debería hacer una practica de Mindfulness cada día y a poder ser a la misma hora, que sea como un hábito. Con esto, irás aprendiendo a observar tus pensamientos obsesivos como si vieras una película.

Los beneficios de la práctica habitual de Mindfulness son muchísimos. Os dejo el listado que ponía en mi curso:

  • En cuanto a habilidades cognitivas:
    • Mejora de memoria.
    • Reflejos más rápidos.
    • Mejor resistencia mental.
    • Aumenta la capacidad de tomar buenas decisiones.
    • Mejora de concentración y trabajo intelectual.
    • La intuición aparece de forma más clara y natural.
    • El cerebro se limpia, se reinicia positivamente.
  • En cuanto a salud y bienestar:
    • Menos sensación de ansiedad y estrés.
    • Más resistencia al cansancio.
    • Reducción del nivel de dolor y de las contracturas musculares.
    • Fortalecimiento del sistema inmunitario.
    • Mejora el autocontrol de las conductas nocivas i adicciones.
    • No saltamos tanto a la mínima, nos volvemos menos reactivos.
  • En cuanto a la felicidad y auto realización:
    • Aumenta nuestro ser interno: todas nuestras potencialidades y virtudes.
    • Mejora de nuestras relaciones personales con el entorno.
    • Al mejorar nuestras potencialidades, mejora nuestra autoestima y confianza.
    • Más capacidad de disfrutar del momento presente (en el trabajo y en momentos de ocio).
    • Aprendemos a valorar las pequeñas cosas; las pequeñas-grandes bellezas de las personas, de las flores, de la naturaleza y de todo lo que nos rodea.
    • El cerebro se acostumbra a trabajar mejor y podemos cumplir objetivos con más rapidez.
    • Más resiliencia (capacidad para mantener el humor y encontrar soluciones ante la adversidad).
    • Mejoramos las habilidades comunicativas; al estar más presentes escuchamos mejor, empatizamos más, hablamos sin herir a los demás (con asertividad) …
    • Somos más conscientes de nuestras emociones, y, conciencia a la larga es igual a control.
    • Mejora nuestro propio auto conocimiento.

¿Que os parece? A mí personalmente, este listado me motivó a practicar Mindfulness a diario ya que incluye muchas de las cosas que siempre he querido mejorar, y lo estoy consiguiendo. Esta cuarentena la he vivido de una forma que me ha sorprendido a mí misma. Noto que mi forma de llevar ciertas situaciones está cambiando. Ha aumentado mi resiliencia, la capacidad para disfrutar de los detalles, sé vivir en el presente, gestiono mucho mejor los conflictos…La verdad es que hace unos años no había escuchado la palabra Mindfulness, y ahora mismo me parece que es algo imprescindible.

Hay muchas formas de practicar Mindfulness, no solo a través de meditaciones guiadas. Os dejo algunos ejemplos:

  • Siéntate y dedica unos 5 minutos a concentrarte solo en tu respiración. Si te desvías en tus pensamientos no pasa nada, obsérvalos, no los juzgues y vuelve a concentrarte en tu respiración.
  • Practica deporte o una actividad que implique concentración. Estarás atento a esa actividad en el momento presente.
  • Experimenta la ducha como si fuera la primera vez en tu vida que tocas el agua. Siente como cae el agua y la sensación del jabón en tu piel, estando atento al momento presente.
  • Come una fruta como si fuera la primera vez. Descubre su color, tacto y olor. No emitas juicios o pensamientos hacia la fruta. Descubre su peso y forma. Muy despacio da el primer bocado, descubre su sabor.
  • Vístete prestando atención a cómo lo haces. Primero una manga, luego la otra, siente como el tejido roza tu piel, siente el cambio de temperatura de tu cuerpo, intenta notar el peso de la ropa cuando te la pones.

En algunas ocasiones se trata de hacer ejercicios de “mente curiosa” y hacer las cosas como si fuera la primera vez. Siendo así, le pones toda tu atención y estas haciendo una práctica de Mindfulness.

También puedes dedicar una meditación a observar cómo te encuentras. Presta atención a tus pensamientos, no los rechaces ni te aferres a ellos, déjalos que pasen, se un observador. Date cuenta de si estas atrapado en un pensamiento o emoción, fíjate en qué ocurre en tu interior. ¿Hay algo que te preocupa demasiado? ¿Hay algo que te está causando mal estar?

Otra parte del curso se centra en que hay que aprender a ser amable contigo mismo. Si primero eres amable contigo, después puedes transmitir amabilidad.

Ejemplos de situaciones en las que puedes ser amable contigo mismo:

  • Cuando te viene un juicio hacia ti mismo, se amable contigo, valora las cosas buenas de ti, no te ataques, no seas duro contigo.
  • Cuando sientes una tensión en tu cuerpo, se amable con tu cuerpo, se agradecido con él, ya que él está trabajando las 24 h. para ti.
  • Cuando estas emocionalmente alterado, se amable contigo mismo, compréndete, háblate en positivo para mejorar tu estado emocional.
  • Cuando tienes un día en que tu autoestima esta por los suelos, mímate.
  • Cuando te enfades contigo mismo, por la razón que sea, date un auto abrazo, quiérete mucho y la próxima vez será todo mejor.
  • Detecta cuando te dices esas cosas que a lo mejor no admitirías que te las dijera otro, en cambio tu si te las dices. Cambia eso, no seas malo contigo.

Como conclusión, quiero animaros a que hagáis prácticas de Mindfulness, porque creo que realmente puede beneficiaros mucho.

Un beso para todos.

Judit

Poema “Miedo de Todo”

Miedo de todo

Miedo de ti,
Miedo de mí,
Miedo de todo…

Sufro al reír,
Sufro al llorar,
Sufro por todo…
 
Grito al hablar,
Grito en silencio,
Grito por todo…
 
Duele al andar,
Duele sentado,
Duele por todo…
 
Miedo al amor,
miedo a la soledad,
miedo a todo…
 
Muero contigo,
Muero sin ti,
Muero por todo…
 
Pienso en vivir,
Pienso en morir,
Pienso por todo…
 
Padezco al mirarte,
Padezco sin verte,
Padezco por todo…
 
Miedo a luchar,
Miedo a rendirme,
Miedo de todo…
 
Huyo del mal,
Huyo del bien,
Huyo de todo…
 
Tiemblo al venir,
Tiemblo al partir,
Tiemblo por todo…
 
Lloro por pena,
Lloro por alegría,
Lloro por todo…
 
Miedo del sol,
Miedo a las nubes,
Miedo de todo…
 
 Judit Montserrat